3. ¿Cuánto tiempo hay que practicar para beneficiarse del chi kung?

IMG_3635

 

Depende que tipo de practicante seas, en base a tu actitud:

– La actitud del principiante o novato es aquella en la que siempre se está empezando. Se caracteriza fundamentalmente porque solo se practica en grupo y de una manera discontinua. No hay constancia. El beneficio es el mismo que puede aportar cualquier ejercicio físico.

– La actitud del estudiante se caracteriza por añadir a la practica grupal algo de práctica en solitario pero de una manera intermitente o cuando menos  integra algunos aspectos del chi kung en su vida.

Fundamentalmente lo hace para sentirse bien, por lo que practica en base a como se siente. No hay una comprensión de lo que se hace, pero se beneficia de la sensación de bienestar que siente  y lo vive como una prevención, un mantenimiento que poco a poco le va haciendo más consciente de su salud, de sus desequilibrios y armonías.

– La actitud del que integra el Chi kung en su forma de vida es la de aquel que practica regularmente todos los días y puede ver el chi kung aplicable en todos los aspectos de la vida. Hay una comprensión de lo qué se hace.

Aunque existe un matiz importante que puede subdividir al practicante regular:

– en un estudiante aplicado y con una cierta comprensión que empieza a manejar la energía y compartirla con los demás. Más potentemente en la medida que su comprensión se va haciendo más clara.

–  o en un maestro con una comprensión clara, aplicable y coherente con su modo de vida que vive absolutamente en el presente, con una clara conciencia de lo universal, lo colectivo y lo individual.

Se podría decir que el tiempo de práctica depende de si:

– uno práctica para si solo,

– para si y los demás, compartiendo su aprendizaje o

– para si, para los demás y para el universo.