5 Principios para la práctica mental del Chi Kung.

reflejos-sol.jpg5 principios para la práctica mental del chi kung enfocada al cultivo de la fuerza de voluntad.

Si consideramos el Chi kung el arte de manejar y cultivar la energía o Chi, y consideramos al Chi como sinónimo de conciencia, podemos enfocar su práctica como el cultivo de cuerpo , mente y espíritu.

En el libro de Thomás Cleary sobre meditación Taoísta, nos habla de tres tesoros: vitalidad, energía y espíritu que asociamos con cuerpo, mente y espíritu.

“Tres tesoros

La vitalidad, la energía y el espíritu.

La vitalidad:

Se cuidadoso con tus palabras y los pulmones se repondrán.

Se moderado con la comida y la bebida y el estomago se repondrá.

Deja de preocuparte y el corazón se repondrá.

Abandona la cólera y el hígado se repondrá.

No te dejes arrastrar por la lujuria y los riñones y los órganos de la reproducción se repondrán.

La energía:

Olvídate de las palabras, mantente centrado y no perderás la energía. Limítate a ser consciente de cómo la energía se repone y vuelve después a gastarse. Después de haberte dedicado a reponer la energía durante cien días, no verás ningún exceso; pero si desperdicias la energía durante un solo día, experimentarás una sensación de insuficiencia.

La energía se alimenta mediante el silencio. Fundamentalmente los tres meses de invierno.

El espíritu

Cuando la mente y la respiración descansan la una en la otra, el espíritu se estabiliza de manera natural.

Cuando los pensamientos cesan el espíritu llega.

Para que el espíritu no te abandone es necesario tener menos deseos y volver a la naturaleza original, a las raíces de tu alma, mirando al interior.”

Asociando mente con energía proponemos:

5 principios para la práctica mental del chi kung enfocada al cultivo de la fuerza de voluntad.

OBJETIVO:

Desde la relajación trabajar sobre un objetivo. Percibir un objetivo con claridad .para ello el desarrollo de la percepción de los sentidos.. Mediante la percepción educamos la la atención.

Una dirección hacia donde enfocar la atención.

INTENCION:

La intención de realizar una acción. Sin emoción, sin expectativas. No dejarnos dominar por el deseo. Dominio de la emoción se consigue mediante el dominio de la atención Cultivar el hábito de unir mente y respiración.

Al reconocer una emoción, concentrémonos en otra cosa con toda nuestra Voluntad, apartando la atención del sentimiento molesto.

¿Consciencia de quién gobierna las emociones? Uno mismo o los otros.

IMAGINAR:

imaginar un patrón, molde o plan general de acción. el “pensamiento toma forma en acción” La intención dirige el chi. El cuerpo sigue al chi.

Lo imaginado coincide con un sentir.

Soñar despierto, es una fase incompleta de la imaginación

Seamos soñadores; pero pongamos después en práctica algo conducente a la realización de esos sueños.

Consejo final: No soñéis despiertos; no os abandonéis a la fantasía; creed cosas reales; obrad.

SENTIR CON CLARIDAD:

Mediante la percepción y el sentir cultivamos la atención que nos permite actuar con claridad.

Para cultivar la claridad, reflexión sobre las consecuencias. Aprender y experimentar.

Antes del sentir hay una fase de deliberación y toma de decisiones. Hay que tener cuidado con la reflexión excesiva y la duda constante que dispersan la energía. Es necesaria la concentración una vez tomada la decisión.

La deliberación nos ayuda a distinguir entre lo que nos llega desde nuestra propia comprensión y lo que asumimos como real porque lo dicen otros.

  • 1)  ¿Qué es eso?
  • 2)  ¿ De dónde viene?
  • 3)  ¿ Cuál es su uso y su propósito? ¿ Para qué sirve?
  • 4)  ¿ Cuáles son sus asociaciones? ¿ A qué se parece? ¿ En qué se diferencia de eso? 
¿En qué sentido es mejor que las cosas que son similares o diferentes de ella?
  • 5)  ¿ A dónde se encamina? ¿ Cómo terminará? ¿ Qué consecuencias pueden 
derivarse de ella? ¿A dónde puede conducirme?
  • EN DEFINITIVA, BUSCARLE LA OPERATIVIDAD A LA PRACTICA.

PRACTICA:

La acción en si y la perseverancia.

Como ejercicio: hacer las cosas desagradables, precisamente, porque desagradan; las ininteresantes, porque no interesan. Así se disciplina la Voluntad.

De nada sirve la teoría sin la práctica. La energía que se gana con meses de práctica no dura eternamente. Solo el hábito, el aprendizaje y la apertura al aumento constante de la percepción en el presente continuo, hacen que la energía fluya sin mengua.

SENTIR LA OPERATIVIDAD DE LA PRACTICA

Al desarrollar la Voluntad entendida como Intención energía, desarrollamos el carácter, el Yo, en suma. Desarrollando las facultades ligadas a las varias fases de la Voluntad, desarrollamos realmente un fuerte y redondeado carácter, y con el cultivo y dominio de las importantes facultades de la mente adquirimos un carácter.

Las tres reglas generales de aplicación de los métodos pueden reducirse a tres palabras: PACIENCIA, PERSISTENCIA Y PRÁCTICA.